es en

COPISO incorpora la energía geotérmica y refuerza su compromiso ecológico

La cooperativa COPISO ha elegido a la empresa Isbran Geotermia para dotar a tres de sus próximas instalaciones porcinas de un sistema eficiente de calefacción para las áreas de maternidad y transición, aprovechando una energía sostenible y ecológica como es la geotérmica.

Se trata de una fuente energética renovable, una de las menos conocidas, que aprovecha el calor del subsuelo para climatizar y obtener agua caliente, con unos resultados sorprendentes. Con esta apuesta, COPISO refuerza su compromiso con la sostenibilidad y el respeto al medioambiente, así como con el bienestar animal.

La elección de la propuesta de Isbran Geotermia ofrece los sistemas que consiguen un mayor ahorro, una menor dependencia energética, y que tienen una larga vida sin elevados costes de mantenimiento. Estos resultados son consecuencia de la gran experiencia de esta empresa en el sector ganadero porcino, que ha realizado numerosas instalaciones en los últimos años.

Con las soluciones de calefacción del nuevo sistema, la demanda térmica de las nuevas granjas se estima en 893.520 kwh anuales; y gracias a la geotermia porcina solo la cuarta parte (COP4) necesitará consumo eléctrico, reduciendo así el consumo mensual y la potencia fija contratada.

Isbran Geotermia instalará el sistema de bomba de calor con captación horizontal en la losa de hormigón de las naves, como viene haciendo en sus últimas instalaciones. Este sistema, que se está conociendo con el nombre de puritermia, capta el calor de las fosas de purín haciendo más eficiente el funcionamiento de la bomba de calor, y consiguiendo la refrigeración del purín, como propone la MTD30 en la directiva europea en vigor, para la reducción de emisiones.

Con la nueva forma de geotermia con captación horizontal bajo la fosa de purín, Isbran Geotermia consigue reducir en más de un 30% la inversión total del sistema de calefacción, logrando que el retorno de la inversión sea mucho más reducido (menos de 3 años).

La cooperativa COPISO, un referente nacional de calidad y seguridad en la gestión de la producción porcina, que busca la excelencia en sus procesos, maneja casi 200 granjas porcinas y aporta a la economía de Soria más de 500 puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos.

El equipo humano de COPISO, al que se han incorporado en los últimos 10 años más de 40 técnicos y profesionales licenciados titulados, lleva adelante un trabajo de innovación y mejora continua en el diseño y gestión de las granjas, buscando la eficiencia energética y el cumplimiento de la normativa medioambiental.

Ver PDF