es en

COPISO y sus empresas aumentan el volumen de negocio en un 9% y superan los 246 millones de facturación en 2018

COPISO y sus empresas aumentan el volumen de negocio en un 9% y superan los 246 millones de facturación en 2018                                               

-El pienso total distribuido en 2018 ha alcanzado las 347.653 toneladas.

-Los cerdos vendidos ascienden a 889.831animales.

-El beneficio neto ha sido de 1.895.962 euros.

-El importante esfuerzo inversión de los últimos 8 años (2011-2018) suma más de 35 millones.

-La cooperativa ha multiplicado por tres los fondos propios en la última década, pasando de 8 a 25 millones.

El volumen de negocio de la cooperativa COPISO y su grupo de empresas participadas alcanzó en el año 2018 un total de 246.860.992 euros (un 9,17% más que en el ejercicio de 2017), al sumar la facturación de 125.341.856 euros de la propia cooperativa soriana (un 2,25% más que el año anterior) y los 121.519.136 euros de las empresas del grupo (un 17% más), a pesar de la bajada del precio del porcino del 10%,  según se desprende de las cuentas aprobadas por los socios de COPISO en la asamblea general ordinaria celebrada este viernes 31 de mayo.

El balance económico de la cooperativa ya no puede entenderse sin la actividad de las diferentes sociedades en las que participa COPISO, especialmente ICPOR SORIA S.L. La tendencia lógica de negocio de COPISO, dada la estrategia de la cooperativa soriana en el grupo de empresas, es una mayor estabilización de la facturación de la actividad de la cooperativa, y un progresivo crecimiento del negocio del grupo empresarial, como se ha evidenciado nuevamente en este ejercicio de 2018. La facturación de la sociedad ICPOR SORIA ha sido de 86 millones de euros.

INVERSIÓN. La inversión realizada por COPISO en el ejercicio de 2018 ha ascendido a 1.679.024 euros, que se ha utilizado en diferentes almacenes y servicios en los centros comarcales de la provincia, destacando la ampliación de una nave en San Esteban de Gormaz; y la compra de una finca en Almazán para la construcción de una planta de blending.

La cooperativa soriana ha realizado en los últimos 8 años (2011-2018), coincidiendo con la crisis económica vivida en España, su mayor esfuerzo inversor con más de 35 millones de euros.

PIENSO. El volumen total de pienso fabricado en Valcorba -que ya trabaja al 90% de su capacidad productiva- ha sido de 242.845 toneladas en el ejercicio 2018, con un ligero incremento de 2.397 toneladas (un 1% más respecto al ejercicio anterior).

Además del pienso suministrado desde la fábrica de Valcorba, desde otras fábricas se han suministrado otras 104.808 toneladas, lo que hace un total de 347.653 324.117 toneladas de pienso para todo el grupo COPISO (un 7,26% más).

PORCINO. El volumen de cerdos vendidos por las sociedades en las que participa COPISO sumó, en 2018, un total de 889.831 animales de cebo, un 9% más que el ejercicio anterior (que fueron 816.026). La circunstancia de abarcar la gestión de todo el ciclo productivo y comercial, incluida la producción agrícola de materias primas y la fabricación de piensos, permite a la cooperativa soriana lograr unos mejores índices productivos y de rentabilidad, situándose en el rango medio-alto del sector porcino español. La cooperativa vendió 264.383 animales, ICPOR 561.097 y Sinova Pork 64.351.

La expansión en la producción porcina, a nivel de grupo, está asentada y va unida al desarrollo de la agricultura. Ambas actividades –ganadera y agrícola- se complementan, se necesitan y se impulsan mutuamente en un proceso que logra abarcar todo el proceso productivo, gracias a un modelo cooperativo ejemplar, logrado por los socios de COPISO, y conseguido después de años de esfuerzo e implicación del campo soriano, según se indica en el informe de gestión.

En este sentido, “es importante transmitir a la sociedad soriana nuestro modelo de negocio, siendo estrictos en el cumplimiento de las normativas existentes y buscar el consenso y equilibrio que posibilite este desarrollo, por la importancia que tiene en la economía provincial y regional”, recuerda el director-gerente Andrés García.

CEREALES Y GIRASOL. Respecto a los cereales, en la campaña actual 2018-2019 se recogieron a los socios 166.491 toneladas de la campaña. Esta actividad depende fundamentalmente de la climatología, que condiciona la producción de las cosechas. Esta circunstancia afecta tanto a la cooperativa como a las explotaciones de los socios. En girasol, las toneladas recogidas en el otoño de 2018 (campaña 2018/2019) fueron de 16.678 toneladas.

FERTILIZANTES. El volumen de ventas de fertilizantes durante el año 2018 fue de 35.580 toneladas, lo que supone una ligera subida del 1%.

EMPLEO. La plantilla de COPISO, a diciembre de 2018 era de 124 empleados, 3 más que a final del año anterior, lo que representa un incremento del 2,25%.  En el conjunto de las sociedades del grupo los empleos suman unos 160. COPISO mantiene así su compromiso con el empleo en la provincia, puesto que hay que tener en cuenta el efecto multiplicador en los empleos indirectos, que genera la actividad del grupo COPISO.

ESTRUCTURA FINANCIERA Y EXCEDENTES. COPISO obtuvo en 2018 unos beneficios netos, después de impuestos, de 1.895.879 euros. La asamblea general ha aprobado el pago de 1.141.973 euros en concepto de retorno cooperativo, para las actividades de pienso compuesto y comercialización de cereales, además de los excedentes de facturación abonados como complemento de precios, por los suministros adquiridos y productos comercializados durante el ejercicio 2018 con la cooperativa.

Los fondos propios se situaban a 31 de diciembre de 2018 en 25.008.456 €, con un incremento del 7,35% en relación con el año anterior. Este incremento se debe principalmente a la dotación de reservas, y también a las aportaciones de capital social, como consecuencia de los excedentes de facturación y del beneficio del ejercicio.

Hay que destacar el afianzamiento financiero de COPISO, que en los últimos 10 años ha triplicado sus fondos propios, pasando de 8 a los más de 25 millones.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO. Durante 2018, COPISO ha continuado trabajando en diversos proyectos de investigación y desarrollo (I+D+i), aspecto en el que la cooperativa está muy comprometida. Al proyecto LIFE ‘Smart Fertirrigation’ sobre el tratamiento y transformación del purín en abono orgánico, hay que añadir los proyectos ‘CDTI Aminobalance’ o NUTRIDAD sobre alimentación y nutrición porcina, para mejorar la composición de los piensos y reducir de forma importante el impacto ambiental de los residuos ganaderos.

Por otra parte, por ser una cooperativa comprometida con la sostenibilidad medioambiental, COPISO utiliza astilla como combustible para la generación del vapor necesario en su proceso productivo. De esta manera, está favoreciendo el desarrollo de la economía local y beneficiando al medio ambiente, debido –entre otras razones- a que se propicia la limpieza de montes y se evita la emisión de CO2 a la atmósfera procedente del uso de combustible fósiles. De hecho, COPISO ha logrado una reducción de emisiones durante 2018 que se estima en 1.935 toneladas de CO2 equivalentes (tCO2e, unidad de medida de la huella de carbono).

FRANCISCO JAVIER BLANCO RENUEVA LA PRESIDENCIA

El presidente Francisco Javier Blanco ha renovado su cargo en la presidencia para otros cuatro años (esta será su tercera legislatura), en una asamblea en la que se han renovado la mitad de los cargos de representación de los órganos de gobierno de la cooperativa. Entre ellos, se ha nombrado el tesorero, eligiéndose a Jesús Ciria García de la Torre.

CONCESIÓN DE DIPLOMAS DE RECONOCIMIENTO A LOS SOCIOS JUBILADOS

El Consejo Rector ha concedido a 10 socios que se han jubilado un diploma de reconocimiento, por su compromiso y trabajo realizado con la cooperativa. Se trata de los socios Amalio Alonso Lucas (San Leonardo), Antonio Carazo de Miguel (Osma), Jesús Miguel Martínez Fuentelsaz (San Pedro Manrique), Ángel Martínez Ruiz (Castilruiz), Justo Medina Medina (Palacios de la Sierra), Ignacio Ortega del Castillo (Soria), Bernardino Perdices Perdices (Valtueña), Adela Saenz Herrainz (Nieva de Cameros), Benigno Sanz Zayas (Bocigas) y Fernando Sevilla Alonso (Almaluez). En el año 2018, se dieron de alta 33 socios, principalmente por la incorporación de jóvenes titulares, y de baja 24 (por jubilaciones y ceses de actividad).

Al final de la asamblea, hubo un emotivo acto de recuerdo y reconocimiento a dos personas fallecidas recientemente, con responsabilidad en la entidad, como eran el director adjunto Amadeo Sagué y el tesorero Ricardo Tomás Fresno.